Desafíos para convertir un emprendimiento en una Institución de Tecnología Financiera (ITF)

Con la publicación de la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera el 9 de marzo de 2018 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se busca regular los servicios financieros que dichas instituciones prestan.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin

De acuerdo con el Gobierno de México una IFT se refiere a aquellas instituciones (personas morales autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, CNBV) que llevan a cabo actividades destinadas a poner en contacto a personas del público en general, con el fin de que entre ellas se otorguen financiamiento colectivo de deuda, de capital o de copropiedad o regalías, realizadas de manera habitual y profesional, a través de aplicaciones informáticas, interfaces, páginas de Internet o cualquier otro medio de comunicación electrónica o digital.

Con la publicación de la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley) el 9 de marzo de 2018 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se busca regular los servicios financieros que dichas instituciones prestan, su organización, operación y funcionamiento, así como los servicios financieros sujetos a alguna normatividad especial que sean ofrecidos o realizados por medios innovadores.

Se registraron 85 empresas que esperan la autorización de la CNBV, que supervisa y regula a las entidades integrantes del sistema financiero en México, a fin de procurar su estabilidad y correcto funcionamiento, así como mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo de dicho sistema en su conjunto, en protección de los intereses del público, y así lograr que todas y todos tengan acceso a servicios financieros.

Algunos desafíos destacados en este proceso para convertirse en una IFT son:

Regulación: Atención a todas las áreas de la autoridad para dar respuesta o comentarios de manera correcta y expedita.

Tecnología: Contar con la infraestructura tecnológica robusta y segura que soporte la operación, desde equipos, instalaciones y componentes de cómputo, redes de comunicaciones, sistemas operativos, bases de datos, aplicaciones y demás sistemas que utilizan las ITF.

Continuidad de negocio: Capital, visión y ejecución para asegurar la continuidad del negocio como marca la Ley Fintech en beneficio a los miles de usuarios.

Marketing: No es fácil dar a conocer un modelo novedoso por lo que se requiere de la ejecución de estrategias de marketing que generen confianza con los clientes.

Educación financiera: Los mexicanos no tienen cultura financiera, lo cual se convierte en un gran desafío para los emprendedores.

¿Estás pensando en iniciar un emprendimiento? En Hun Capital te brindamos créditos a tasas competitivas en el mercado, de esta manera impulsarás tu negocio. Conoce más sobre nosotros.